irukina.com

Lost In Tokyo

17  10 2006

¡Por fin el Fuji! // La exposición de Ikebana

Parece que mi visita al monte Fuji está un poco gafada. Llegué a Japón el 25 de junio y como es una época de lluvias y bastante bochornosa (en la que abundan las lluvias) no se podía ver la montaña sagrada desde la ciudad. Cuando vino mi Danitxu en agosto, planeamos una excursión a Hakone, localidad desde la que hay inmejorables vistas del Fuji. Sin embargo, tuvimos muy mala suerte y nos pilló un tremendo tifón, por lo que lo único que vimos fueron nubes y agua. Estábamos en la mejor zona de Japón para divisar el Fuji y no pudimos ver absolutamente nada, además de que acabamos completamente calados. Un desastre, vamos.

Por lo tanto, mi deseo de ver este monte aumentaba cada día. Entonces, el lunes pasado se presentó de nuevo la oportunidad. Con mi amiga Kayo planificamos una pequeña excursión a la zona de los 5 lagos desde donde también se puede contemplar el Fuji. Ese día me levanté muy contenta y segura de que, al fin, podría contemplar esta montaña tantas veces reflejada en las obras de los pintores japoneses. El tiempo era realmente estupendo (un cielo azul y soleado) así que nada parecía estar en mi contra. Había quedado con mi amiga en la estación de Shinjuku donde cogeríamos un autobús que nos llevaría a la zona de observación, tras unas dos horas y media. Sin embargo, a mi amiga le surgieron problemas y, unido al hecho de que yo aún no tenía móvil (ahora por fin, ya tengo móvil japonés), hicieron que no pudiéramos encontrarnos hasta dos horas y media más tarde. Ya era muy tarde para poder hacer la excursión puesto que en Japón anochece muy muy temprano y si hubiéramos cogido el autobús, habría sido llegar y casi casi volver. Una vez más, parece que mi visita al Fuji estaba gafada.

Pero como el día era tan soleado, le propuse que fuéramos al edificio del Ayuntamiento de Tokyo: un rascacielos con un mirador en la última planta desde donde se puede observar toda la ciudad y, en algunas ocasiones, como días de gran claridad, divisar el Fuji. Y, SÍ ESTA VEZ SÍ, desde este mirador pude ver la montaña sagrada aunque muy muy lejos y bastante difuminada por una cierta calima que flotaba en el aire. Hice algunas fotos aunque creo que apenas puede verse la montaña. En la primera os he recuadrado el Fuji para que podáis distinguirlo, pero en las demás, deberéis encontrarlo vosotros mismos (al estilo: “dónde está Wally”) aunque creo que en la tercera foto se ve bastante bien.

Además, la semana pasada también acudí a una exposición de Ikebana, el arreglo floral japonés, ya que una alumna mía me regaló dos entradas. Tengo que confesar que el ikebana no me atrae demasiado y así como me emociono como una niña con otros aspectos de la cultura japonesa, sin embargo, el arreglo floral me deja algo fría. Y eso que está relacionado con otro arte japonés que sí me apasiona y me encanta, el sadō o ceremonia del té (algo que quiero aprender y que espero poder hacerlo después de Navidad). En cualquier caso, como tenía entradas acudí a ver la citada exposición situada en la última planta de uno de los grandes almacenes más lujosos de la ciudad.
Como no entiendo mucho del asunto, simplemente pondré las fotos sin demasiadas explicaciones y ya me diréis si os gustan o no

1) Arreglos florales de pequeño tamaño:

2) Arreglos florales grandes (el primero me parece un poco hortera, pero igual soy una inculta, je, je):

Y de éste anterior os pongo dos detalles:

3) Ikebana de pared:

4) Ikebana abstracto. Creo que son arreglos florales que se salen de los cánones clásicos y hacen propuestas distintas. Algunos eran realmente extraños:

De los últimos ikebana abstractos, os pongo uno cuya visión es distinta por la parte de delante que por la parte de detrás:

5) Mi favorito. Aquí podéis ver dos tomas del ikebana que más me gustó:

Quiero acabar el post de hoy, con una foto que tomé desde un parque al que fui con Kayo. En ella, creo que se refleja la belleza de la combinación del relax del parque con la visión de los rascacielos y la famosa torre de Tokyo de telecomunicaciones al fondo, y todo ello enmarcado en el inicio del anochecer:

Saludos a tod@s y muchas gracias por leerme y por vuestros comentarios.


Deja un comentario

« »