irukina.com

Lost In Tokyo

10  10 2008

四国 Viaje por la región de Ehime en Shikoku. Cuarta parte

Este post es continuación de 四国 Viaje por la región de Ehime en Shikoku. Tercera parte.

El tercer día me levanté tranquilamente y decidí bajar a desayunar al hotel, mala decisión y nuevamente malgastar dinero (si habéis leído las partes anteriores ya sabéis que no usé el dinero de vuelta del telesilla entro otros gastos inútiles) puesto que costaba 1150 yenes y era un buffet bastante cutre, todo sea dicho. Como tenía bastante tiempo, puesto que no tenia tantas cosas programadas, subí otra vez al hotel para escribir unas cuantas postales y salí de la habitación poco antes de la hora del check-out. De camino al edificio de Correo (para echar las postales) me fijo en el detalle de un poste señalizador con el dibujito del castillo, símbolo de Matsuyama (como conté en la primera parte):

Y cuando llegué a la oficina de Correos, me di cuenta de que realmente el castillo es todo un símbolo en la ciudad, y aparece en este curioso y original buzón:

Desde aquí, me dirijo caminando a través de una agradable zona comercial a la otra estación importante de la ciudad, Matsuyama Shi y cojo de nuevo el tranvía (en esta ocasión uno normal, pero haciendo uso del bono caducado del día anterior ya que estaba harta de “palmar” dinero) hasta la zona de Dogo Onsen, de nuevo, ya que el día anterior sólo había visitado el balneario y además con luz nocturna; pero en los alrededores hay algunos templos interesantes.

Como os comenté en el primer post de esta serie, Shikoku es una región famosa por la peregrinación por 88 templos y no podía irme de la zona sin, al menos visitar uno de ellos, el templo Ishite (石手寺). Este templo es el número 51 de la ruta de peregrinación y fue construido en el año 728 bajo las órdenes del emperador Shomu. En el año 1318 se construyó la puerta Niomon que está designada como tesoro nacional.

La verdad es que en principio, pensaba que no merecía demasiado la pena pues en mi guía no estaba especialmente ponderado pero resultó muy interesante y con algunas zonas realmente originales. Lo peor, el camino hasta allí por el arcén de una carretera y las escasas indicaciones. Como ejemplo de esto último, esta el propio cartel señalador de entrada al templo, en el lateral de un puente y sólo en japonés (menos mal que me sabía los kanji):

Girando por ese puentecito, y poco antes de entrar en el templo, había un hermoso bosquecillo de bambú, planta que, como algunos de vosotros sabéis, me encanta:

En la entrada hay una escultura curiosísima sobre un tronco de madera tallado que es de lo más original que he visto en un templo en Japón:

Como os he explicado más arriba, este templo es uno de los 88 a los que acuden los peregrinos de Shikoku por lo que hay numerosas esculturas y símbolos que los representan:

Y en un pintoresco puesto, se puede comprar alguna de las prendas de la vestimenta de estos peregrinos:

E incluso tuve la suerte de ver a un peregrino en vivo y en directo:

La verdad es que este templo es toda una sorpresa pues es muy completo con sus pagodas, estatuas, peregrino, grutas, tumbas e incluso pequeñas montañas.

Os pongo algunas fotos de las zona templística (las cadenas de color que se ve en una de las fotos, son grullas de papel que los devotos hacen para pedir deseos, generalmente se hacen 1000):

Ishite-ji incluye en sus instalaciones un pasadizo subterráneo a través de la montaña, cuyo interior está bastante oscuro y lleno de pequeñas estatuas. La entrada a este túnel nos recuerda otra vez el carácter peregrino del templo:

La salida de este túnel era también bastante curiosa por lo rudimentario que tenía:

Y un poco más allá había otra:

Lo que se encuentra al otro lado del templo, una vez atravesado este pasadizo una sinuosa y vieja carretera a uno de cuyos lados había un extraño templo mucho más indio que japonés y con un decadente aire de abandono. Entré dentro en una parte con una cúpula dorada pero el pan dorado que la recubría estaba ya bastante descascarillado.

Y, como siempre, Japón te sorprende cuando menos te lo esperas, porque volví la cabeza y en lo alto de una de las montañas que rodeaban el lugar, había una estatua gigante de Buda que no estaba anunciada en ningún lado ni, por supuesto, aparecía en las guías:

Tras atravesar de nuevo el pasadizo de escultura votivas de nuevo, me dirigí caminando a la zona de Dogo Onsen y, como era mediodía, entré a comer en un restaurante cercano al onsen. Pedí uno de los menús que de comida japonesa que ofrecían que estaba realmente rico y que incluía el postre. No recuerdo el precio exactamente pero sí que me pareció muy económico:

Después de comer, fui al reloj típico que hay junto a Dogo Onsen (cuyas fotografías nocturnas puse en el post anterior) ya que al lado hay una fuente pública de aguas termales para pies, algo que ya había probado en Toyako Onsen (en Hokkaido, la isla más septentrional de las cuatro principales)

Tras remojarme los pies en el agua calentita y al sol, lo que fue realmente agradable, fui, como el día anterior, a Dogo Onsen y por primera vez vi este antiguo edificio a la luz del día:

Esta vez como tenía tiempo y ganas de relajarme y disfrutar, escogí la tarifa más cara que consistía en:

- Poder utilizar los dos baños

- Una hora en una habitación privada para cambiarte y disfrutar allí del té y del dulce que dan

- Una visita a la parte original antigua donde estaba el baño del emperador (pero estaba prohibido hacer fotos)

La verdad es que lo de la habitación era un lujo y me sentí un poco como una princesa nipona. Además las vistas de los tejados del onsen eran impresionantes:

Os muestro el shoji (las puertas corredizas de papel japonés) y el tokonoma (el espacio en la pared donde se coloca el arreglo floral y un dibujo o caligrafía de la estación):

Esta habitación privada es muy diferente a la sala común donde se toma el té y el dulce con las tarifas más económicas en la cual había estado el día anterior:

Y como no, una imagen del dulcecito y el té y otra de mi toda feliz y relajada disfrutando del lugar, el té… hummm, ¡genial!:

Y aquí termina el relato en 4 (interminables, je, je) partes de mi viaje por la zona de Ehime en Shikoku. Espero que os haya gustado.

———

Siento el retraso en postear, la verdad es que yo misma echaba mucho de menos escribir y aunque es verdad que he estado ocupada también ha sido un poco la apatía que me hacía dejarlo para un “luego” que nunca llegaba. Y así he roto un poco mi propósito de año nuevo de escribir más a menudo, más o menos una vez a la semana. Lo intentaré más a partir de ahora porque realmente me siento bien cuando lo hago.

Y ya he aprovechado y os he contestado a todos los comentarios antiguos.

Muchas gracias a tod@s


11 Responses to “四国 Viaje por la región de Ehime en Shikoku. Cuarta parte”

  1. Que bonitos Sitios =) me gusto mucho la Foto del poste y el mensaje que tiene =) me tarde un rato en “descifrar” los garabatos xD pero gracias a mi pulso de doctor y el fabuloso invento IME pude =D.

  2. Genial como siempre. Otra cosa que apuntar para la próxima vez que vaya a Japón aunque con tantas cosas voy a tener que estar un año jejeje.

    Besos y ánimo.

  3. Por favor, cumple tu propósito de escribir más a menudo. Te echábamos mucho de menos. Me ha encantado esta última entrada, con los templos, los detalles curiosos, la comida!! el onsen…tan bien como siempre. Pero, no te da pereza viajar tú sola siempre a la aventura? Es cierto que si no lo haces pues desaprovechas todas esos sitios maravillosos que tienes al alcance, pero hasta incluso en España, que no hay barrera idomática, y también hay muchas cosas para ver, me siento perezosa incluso para coger un cercanías. Cómo lo haces?

  4. Una vez más, gracias por este relato fotográfico tan bonito. Me ha encantado ese templo pero me temo que yo sí que me habría pasado de largo el puentecillo ese… u_u’

    Leyendote sobre el onsen, daban ganas de estar ahi, hmmm…

    Vanessa, yo soy igual que Irukina, me encanta moverme aunque sea solo. Sí, algo de pereza da pero en cuanto te pones, te das cuenta de lo que te perdías si no te movías (^_^) Y lo bonito que es moverte sin depender de nadie… Bueno, esta es la opinión que doy sobre lo comentas (perdón por el offtopic):
    http://losviajesdealgogoku.blogspot.com/2008/09/viajar-solo.html

    Un saludo.

  5. Q lugar mas bonito!!! Tiene miles de detalles dignos de verlo en persona..q pena me da q este tan lejos T.T Alguna vez ire..(eso espero)

    Nos vemos!

  6. Información Bitacoras.com…

    Si lo deseas, puedes hacer click para valorar este post en Bitacoras.com. Gracias….

  7. Hola Irukina,

    Te leo desde casi el principio de tu blog. Te doy la enhorabuena por todo el trabajo que estás haciendo es un consuelo para muchos de nosotros que no podemos pasar una larga temporada en ese curioso país. No tengo ningún interés en el manga, las tecnologías o el pop japonés, pero, en cambio estudio la cultura japonesa en muchas de sus formas (literatura, filosofia, religion…) por esta razón tu blog es para mi un lugar donde acercarme a ese mundo que me tiene fascinada. A diferencia de otros blogs el tuyo tiene calidad por cómo describes las cosas ya sean cotidianas, gastronómicas, culturales o como viajera empedernida que es lo que más me gusta.

    No acostumbro a comentar en blogs pero no quería dejar pasar la oportunidad de felicitarte ya que estás haciendo un gran trabajo mostrándonos cómo es el vivir en ese lugar tan lejano y, darte ánimos para que continues, se te echaba de menos. ¿Sigues yendo a Sado?

  8. kanyin: Enhorabuena por la traducción, je, je. La verdad que sí que es bonito el poste.

    enkal: Pues casi como yo, jajajaja. De todas maneras, si tienes que elgir, no te dejes ni Wajima, ni Matsushima ni Kamakura.

    Vanessa M: Intentaré cumplirlo, porque realmente me llena personalmente… y luego cuando no lo hago me siento mal. Lo de viajar sola a veces si me da pereza pero bueno, se que si no voy, luego me da pena. Pero también he hecho akgunos acompañada y muy bien. Todo tiene sus ventajas y desventajas.

    Hana: Sí, ojalá puedas visitarlo.

    Hatsue: Me ha encantado tu comentario y me ha emocionado. Como ves los temas que trato son lo que me dices que te interesan ya que a mí, al igual que a ti, me gusta la historia, literatura, el arte, etc… y no tengo ningún interés (no lo menosprecio, eh???, simplemente no me llana la atención) por el manga, el anime o la música japonesa. La tecnología me interesa algo más pero como no sé nada, pues prefiero no hablar de ello, je, je. Un saludo muy muy grande. :)

  9. Algogoku: Perdona que te había pasado pero porque resulta que tu comentario se había colado en el spam, no sé por qué pero ya está recuperado. // Sobre tu comentario, efectivamente, o del puentecillo estaba difícil, pasa mucho en sitios algo menos turísticos de Japón // Y sobre el tema de viajar solo, estoy totalmente de acuerdo contigo :)

  10. Impresionante el viaje, como siempre.

    Hacía mucho que no te escribía, pero es que llevo una temporada muy liado (he tenido hasta cambio de estado civil…) y el curro no me deja parar.

    Bueno, espero verte pronto.

    Un beso

  11. Me ha gustado mucho tu post. El año que viene me gustaría hacer parte o toda de la peregrinación de los 88 templos. ¿Viste a algún extranjero haciéndola? Enhorabuena por tu blog.

Deja un comentario

« »