irukina.com

Lost In Tokyo

31  01 2009

大山 Oyama

Una vez más debo disculparme por el abandono del que ha sido objeto este blog. Las causas son variadas: primero el período vacacional en España y después mis propósitos de año nuevo de cocinar más y estudiar japonés me han robado más tiempo. Y además ahora estoy bastante resfriada y no me encuentro nada bien.

Pero basta ya de hablar de mí y de mirarme el ombligo y vamos con la crónica de esta excursión.

El otoño pasado, me acerqué en la línea Odakyu a esta montaña (cuyo nombre literal significa “Gran montaña”) que resulta que está bastante cerca de mi casa, y llegué a la estación de Isehara en unos tres cuartos de ahora. Desde allí, un autobús nos conduce hasta la base de la montaña donde nos espera el siguiente medio de transporte, un funicular:

pb240114

El funicular tiene dos paradas, ya que hay dos templos en la montaña. En la primera hay un templo pequeño precioso pero lo más increíble es la impresionante gama de rojos otoñales del momiji que se podían ver en esta fecha y que colorean todo el paisaje:

pb240031

pb240036

pb240038

En esta primera parada, se encuentra un templo llamado “Yamadera” del que también os pongo unas fotos plenamente otoñales:

pb240042

pb240051

pb240047

pb240057

pb240059

pb240064

Lo más espectacular de esta excursión fue precisamente en esta parte, ya que a la salida del templo hay una amplia escalinata completamente cubierta de momiji a la manera de un túnel impresionante de hojas rojas. Además, en la parte central de las escaleras, una hilera de linternas de piedra realzan la belleza del conjunto.

pb240065

pb240072

pb240084

Desde la escalinata tomé muchísimas fotografías de este “cielo” rojo:

pb240074

pb240078

pb240081

pb240085

pb240090

pb240091

pb240095

pb240097

Uno de los atractivos de la excursión era ver el momiji iluminado por la noche ya que, al anochecer, encendían farolas y se podían contemplar los rojos bajo las luces. Sin embargo, hacía muchísimo frío y empezó a llover y no quería (ni podía) esperar a la caída del sol sin morir por congelación; por eso, sólo a la vuelta, pude desde el funicular bajar de nuevo a este templo y ver la escalinata pero iluminada por velas dentro de cada lámpara de piedra:

pb240172

pb240181

El siguiente punto en el recorrido es la cumbre de la montaña Oyama con el templo del mismo nombre. Desde la cima, hay bonitas vistas de toda la montaña con el amplio colorido otoñal:

pb240110

pb240117

Aprovechando que había empezado a llover, entré a comer (y de paso a refugiarme de la lluvia) en un chiringuito donde comí un ramen y unos yakionigiri (bolas de arroz fritas):

pb240122

Después y bajo la intensa lluvia que no daba tregua, hice más fotos de los diferentes paisaje otoñales, no sólo en rojos sino también amarillos:

pb240123

pb240131

pb240159

pb240162

pb240169

El templo de Oyama no es tan interesante y no deja de ser un templo más pero está bonito en esta época del año gracias a los tonos rojos y amarillos que lo rodean. Además, la entrada estaba totalmente cubierta de enormes maceteros con unas flores rarísimas de tacto de terciopelo:

pb240137

Otra cosa curiosa es que había también una especie de hoguera en una explanada delante del recinto principal del templo, cuya utilidad ignoro pero que me vino muy bien para calentar mis congeladas manos bajo la lluvia:

pb240133

Y aquí una foto de uno de los altares laterales y también de la entrada del pasadizo que recorre por debajo el templo y que utilizan para rezar y colocar velas votivas:

pb240156

pb240154

Esta excursión es desde luego altamente recomendable en otoño si queréis ver momiji en un lugar cercano a Tokio y no tan masificado. Podréis disfrutar mucho porque desde luego el intenso color rojo de sus hojas no os defraudará.

Muchas gracias a tod@s.

——

Por cierto, pese al tiempo transcurrido, he dado respuesta a todos los comentarios pendientes. Siento el retraso.

A partir de ahora intentaré actualizar un poco más a menudo.

Y como siempre podéis ver la galería completa de fotos en el correspondiente álbum de Flickr.


17 Responses to “大山 Oyama”

  1. Información Bitacoras.com…

    Si lo deseas, puedes hacer click para valorar este post en Bitacoras.com. Gracias….

  2. wow, pero que lindo se ve con el tono rojo de la naturaleza, saludos y que bueno que andas de vuelta

  3. ufff, menudos colores, impresionante

  4. 大山 Oyama…

    El otoño pasado, me acerqué en la línea Odakyu a esta montaña (cuyo nombre literal significa “Gran montaña”) que resulta que está bastante cerca de mi casa, y llegué a la estación de Isehara en unos tres cuartos de ahora. Desde allí, un au…

  5. La verdad es que esas fotos son impagables. Que bonita la escalinata, es tan japonés… ^___^

    Venga, que la proxima excursión que veré aqui, que sea la del Ushiku Daibutsu conmigo y con Flapy que parece que se apunta ;-)

  6. Qué maravilla !!! Por otro año me he perdido el otoño en Japón y llegaré al país después del Hanami…
    En fin, que la línea Odakyu es que usamos nosotros, así que Oyama queda cerca de casa también…preguntaré a Hideo.
    Y me parece (no lo sé seguro) que las flores son crisantemos.
    Besos !!

  7. Me faltan palabras………..

  8. Aquí ando!!

    Impresionantes paisajes,jeje!! Cuídate mucho para que ese resfriado pase pronto…Hablamos!!

    Un besazoo

    Vir

  9. Como siempre unas imágenes impresionantes. Entre momiji y sakura, parecen tener un año permanentemente coloreado.

  10. PRECIOSO. Y sí, yo también creo que esas flores son crisantemos que, por cierto, siempre he creido que era la flor de Japón (el país de los crisantemos, lo he oido llamar).

  11. No tengo palabras para describir esos colores tan bonitos. A mi me encantaría ir a Japón en esa época pero creo que mis jefes no me dejarían; menos mal que por lo menos lo puedo disfrutar en tus fotos.

    Cuidate mucho y tu tranquila con actualizar el blog más a menudo, que es para que disfrutes haciéndolo y no para que te sientas mal.

    Un beso.

  12. Es curioso,hoy justamente en mi clase de japones la maestra nos enseño tarjetas con fotografias de las estaciones en Japon, y comentaba que en diferencia a Mexico Japon se pinta mas rojizo en esta temporada, recorde otra entrada que hiciste referente a jardines dentro de Tokyo con casi el mismo tema: El rojo otoñal.
    Precioso!!
    Un saludo Irukina ;)

  13. Siento ser repetitivo, pero es que el color rojo de las hojas otoñales me chifla.

    Ya hace días desde el post, así que espero que te encuentres mejor ;)

  14. Hola,

    Bienvenida, ya extrañaba esos recorridos mediante imagenes que siempre motivan a visitar los sitios que mencionas.

    Al igual que tu ahora estoy con un gripon de miedo, pero cuidandome para que no se ponga peor. Asi que cuidate.

    Yo espere ver los colores del otoño en japon antes de regresar a Mexico, pero ni en Kyoto me toco verlos. En definitiva creo que es hermosos.

    Y al igual que nuria, creo que las flores son crisantemos.

    Un abrazo

  15. Hola Irukina que susto me has dado que no posteabas nada ;)pero me da gusto saber que estas bien y vaya regreso!! está increible lo que nos compartes; espero ir pronto para conocer este lugar

  16. ¡¡Madre mía, vaya excursiones que te pegas!! La verdad es que cada vez que vengo a ver un post primero lo miro de reojo porque la envidia me corrrrroe.

    Si alguna vez en la vida somos capaces de ir allí de viaje mi pareja y yo, me costará decidirme por cuál de ellas intentar reproducir. Sin impresionantes, vaya lugares, qué colores, qué ambiente, es impresionante.

    Una pregunta, el yakionigiri es un onigiri normal pero rebozado y empanado, ¿o cómo es? Tiene una pinta que no veas.

  17. txema: Muchas gracias.

    neki: La verdad es que me quedaba embobada mirándolos.

    algogoku: Claro, iremos. Pero con el retraso de meses que llevo en las excursiones en el blog, hablaré de ella dentro de unos cuantos años, jajajaja.

    Nuria: Yo es que vivo en la línea Odakyu (bueno, en una casa, cerca de una estación de esta línea). Oyama, os pillará cerca.

    Solusan: Jajaja.

    Vir: No imaginas la ilusión que me hace leerte por aquí, es genial. Yo después de 3 semanas luchando con el resfriado, parece que por fin lo he vencido. Cuidate tú también.

    Will Alvein: La verdad es que es así, o al menos, son conscientes de ello.

    mancor: Es la flor de la familia imperial.

    enkal: Gracias por el ánimo en el blog, ya ves que sigo actualiando poco. Y tú, espero que algún día, puedas venir en estas fechas.

    Hikaru: Es que es algo muy característico del otoño de Japón.

    Pau: La verdad es que a mí el rojo del momiji también me chifla y no me canso de verlo. Gracias, ya estoy mejor.

    Coca: Gracias por seguir siendo fieles a mi blog pese a la ausencia. Y ya estoy mucho mejor. Gracias por la info de los crisantemos a ti también.

    David: Por aquí seguimos aunque con poca asiduidad.

    Carola: Muchisimas gracias, tus elogios siempre me sonrojan tanto como el momiji. Y sí, a ver si podéis venir, que por aquí tendréis una guía. / El yakionigiri es un onigiri pero directamente frito (creo que no lo rebozan).

Deja un comentario

« »