irukina.com

Lost In Tokyo

29  06 2011

横浜 Yokohama

Hola a todos:

Hoy os voy a hablar de una ciudad a la que he ido muchas veces pero a la que, hasta ahora, no le había dedicado ningún post, aunque supongo que muchos de vosotros la conoceréis. Se trata de la moderna y marina localidad de Yokohama, a la que le podéis dedicar un día yendo desde Tokio. A lo largo de este blog, siempre os he propuesto excursiones de un día que podéis hacer si tenéis vuestra base de operaciones en Tokio como Kamakura (mi favorita), Kawagoe, el monte Takao, Oyama o Enoshima. Ésta es una más.

Yokohama es la capital de Kanagawa (donde he estado viviendo casi 5 años), una de las prefecturas limítrofes a Tokio, que junto a Chiba y Saitama forma lo que se conoce como el gran Tokio (la zona urbana con mayor población del mundo). Es una ciudad de gran importancia histórica pues, aunque en el pasado era sólo un pequeño pueblo pesquero que contaba tan sólo con 100 habitantes, se convirtió en la entrada de numerosos extranjeros después del aislamiento de Japón (el famoso sakoku) y, de hecho, el comodoro Perry (uno de los instigadores de la apertura de Japón) desembarcó aquí. En la actualidad, Yokohama es una ciudad de aspecto occidental, con muchísimos rascacielos y totalmente abierta al mar. Su atractivo se completa con su impresionante barrio chino, donde se concentra la mayor población china de todo el país nipón.

Para llegar a Yokohama desde el centro (os pongo, Shibuya que es lo más directo) lo mejor es bajarse en Minatomirai (línea Toyoko hasta Yokohama y allí cambiar a la línea Minatomirai) ya que desde allí podéis empezar el recorrido por la ciudad. La zona de Minato Mirai es un área de rascacielos (incluye el más alto de Japón, por el momento, el Landamark Tower), parques junto al mar, canales que entran del mar y mini parques de atracciones con uno de los símbolos de Yokohama, su gran noria con su enorme reloj digital en el centro.

Anteayer estuve, precisamente, en Yokohama y, como ya tenía la idea de este post, tomé fotografías. Sin embargo, el tiempo no acompañaba (nos llovió bastante) por lo que salieron muy grises y con poca luz, como la de arriba tomada desde más lejos ya que yo me bajé en la propia estación de Yokohama. En cualquier caso, os servirán de guía. La visita puede empezar por el parque Rinko.

Con buen tiempo es muy agradable pasear junto al mar por este parque y disfrutar del contraste del verde con el azul del mar. A lo largo del paseo hay numerosos bancos desde los que contemplar las vistas del puerto y el moderno puente de Yokohama:

Desde aquí, atravesando un puente pasamos a la otra parte (ya isla propiamente dicha) de Minato Mirai (la zona conocida como Shinko) donde se sitúa la zona de ocio con los parques de atracciones y la gran noria. Si tenéis ganas de gastar dinero y el tiempo os acompaña, podéis pasar un rato disfrutando de alguna de las atracciones, de los recreativos o de la propia noria desde la que podréis obtener impresionantes vistas de la ciudad.

Volviendo sobre nuestros pasos, pasamos de nuevo a la otra zona de Minato Mirai donde se sitúa la famosísima Landmark Tower que, como os decía, es el rascacielos más alto de Japón. Consta de 70 pisos y alcanza los 296 metros. En la planta 69 hay un mirador al que se puede acceder por el “módico” precio de 1000 yenes. En las fotos apenas se ve el final de la torre ya que las nubes que cubrían todo, impedían una visibilidad total.

Desde esta parte hay otras interesantes vistas del área:

Si se continúa por el paseo bordeando la costa (al final del post encontraréis un mapa con la ruta que hice coloreada), encontramos otro atractivo, un velero japonés (construido en 1930) antiguo barco escuela en la que los futuros marinos aprendían los rudimentos del oficio. Se puede visitar por dentro y el precio de la entrada es de 600 yenes.

Otro agradable y largo puente de madera sobre el mar nos lleva de nuevo a la isla de la noria, en uno de cuyo extremos se sitúa un antiguo almacén de vistosos ladrillos rojos (赤レンガ倉庫) de la época Meiji. Consta de dos edificios: uno dedicado a exposiciones, conferencias y conciertos, y el otro es un pequeño centro comercial con tiendas variopintas y cafeterías y restaurantes. Ambos se usaban como edificios de aduanas y fueron requisados por los americanos durante la ocupación. Dejaron de cumplir esta función de aduana en 1989, y en 1992 el Ayuntamiento de Yokohama recuperó su propiedad y, tras una restauración, volvió a abrirlos con su utilidad actual en el año 2002.

Saliendo, una vez más, de la isla retomamos el camino de la costa hacia el Sureste junto a la otra parte del puerto de Yokohama a través de otro parque junto al mar, en este caso el parque Yamashita que, en esta época, contaba con algunas rosas:

La torre que veis en la foto superior que está detrás del parque (por un lado limita con el mar y por otro con esta parte), es la Yokohama Marine Tower recomendable para vistas nocturnas de la ciudad y, en especial, del puerto (entrada 750 yenes). A continuación nos internamos en la ciudad dejando detrás el mar, para adentrarnos en China, es decir, llegamos al impresionante barrio chino (中華街) lleno de puertas con dragones, lamparitas rojas de papel y cientos de restaurantes y tiendas que, literalmente, nos hacen sentir que estamos en el país de la Gran Muralla.

El interior de las tiendas está también muy cuidado y recrea a la perfección este ambiente chino:

La de arriba parece hecha más al gusto de los turistas y visitantes pero en el barrio encontramos tiendas de auténtico sabor chino pues no debemos olvidar que es el barrio chino con mayor porcentaje de población china de Japón.

Me llamó la atención que hasta el puesto de policía seguía este estilo arquitectónico.

Pero sin duda lo mejor del barrio es la increíble oferta gastronómica de la que disponemos. Hay muchísimos restaurantes con todo tipo de menús a cual más sugerente o económico. Si vais a Yokohama, planificad la visita de tal modo que podáis cenar o comer aquí.

Lo mejor es optar por lo que en japonés se llama 食べ放題 (tabehodai) que se podría traducir por algo así como “como todo lo que quieras”. Algunos tienen límite de tiempo (unas dos horas) pero nosotros entramos en uno que no tenía dicho límite y costaba 1980 yenes (17 euros). No incluye la bebida pero se puede elegir entre 120 diferentes tipos de platos y repetir las veces que se quiera de cualquiera de ellos. Si no queréis beber alcohol se puede completar con una barra libre de bebidas (té, coca-cola, zumos, etc.) por 320 yenes (2,75 euros).

A la salida (completamente ahítos) ya había anochecido, situación ideal para disfrutar de las increíbles vistas nocturnas de Yokohama. Primero, volvimos al parque Yamashita donde ahora todos los barcos y edificios estaban iluminados:

Y aún un poco más de noche:

Después, desandando un poco nuestros pasos del camino de ida (aunque por una ruta un poco más corta como podéis ver en el mapa inferior) llegamos de nuevo al almacén de ladrillos rojos que a estas horas estaba también iluminado y su encanto era mucho mayor que en las horas diurnas:

Y con esto se acaba la ruta. En el mapa que os pongo podéis ver en qué consistió.
La ida está marcada en rosa y la vuelta en verde:

Muchas gracias por estar ahí y espero vuestros comentarios aunque actualice poco, je, je.

Addendum: De Yokohama ya os hablé pero solo de un parque, que para mí es uno de los más bellos que he visitado. Se trata del Sankeien.

Replacing Emoji...
Replacing Emoji...
Replacing Emoji...
Replacing Emoji...
Replacing Emoji...

9 Responses to “横浜 Yokohama”

  1. ¡Que excursión tan interesante! Lamento haberme perdido esa ciudad tan cerquita de tokio (¿volveré algún día?….) Y buena guía turística eres.

  2. Uff que buena salida y q buenas fotos…

    Siete

  3. A nosotros no nos entusiasmó demasiado, pero debo reconocer que la zona del Minato Mirai es una pasada.

    Para el viajero que disponga de pocos días es prescindible, aunque si se tiene mucho tiempo en Japón una excursión de un día es más que recomendable.

  4. Mal, Irukina muy mal!!!! todo el dia haciendo sugerencias y claro al final me tendre que programar un viaje de dos meses XDDDDDDD

    Como siempre un post muy interesante y una visita a tener en cuenta.

    bye

  5. Que bonitas fotos. La primera vez que fui a Japón estuve vivinedo en Yokohama por un mes, a 150 m de Yokohama station, asi que pude moverme caminando a la zona de Minato mirai, y en tren al barrio chino y demás, cuantos buenos recuerdos he tenido al ver esta entrada!!!!!!!

    Saludos, como siempre muy buenas fotos y explicación.

  6. Está muy chula esa parte arquitectónica del barrio chino. El sitio ese que dices de comer de los 120 platos diferentes es de comida china, japonesa o mezclada? :D

  7. mancor: La verdad es que no es tan “japonesa” y, por eso, menos popular entre los turistas cre yo. Es más similar a Odaiba con grandes rascacielos y mar pero para pasar un día a mí me gusta.Por cierto, Yokohama es la capital de la prefectura de Kanagawa donde yo vivía antes. Y lo mejor es lo bien que se come en el barrio chino. ¡Y ojalá vuelvas!

    Siete de Nueve: Gracias

    Pau: Estoy muy de acuerdo contigo. Creo que si hay poco tiempo, no debe incluirse. Es lo que le decía a mancor.

    Battosai: Jajajaj, si es que Japón es inagotable XD

    Coca: ¡Vivir en Yokohama! Los edificios y el estilo me parece muy europeo, seguro que tiene que ser diferente a los barrios típicos de Tokio.

    Robert: Bueno, es de comida china, porque es chino chino. Como decía en la entrada, es la zona donde más chinos de todo Japón viven. Pero otra cosa es que está hecho al gusto japonés pero igual que los restaurantes chinos en España que son al gusto español.

  8. Buenas fotos Irukina, y aún más tu narración descriptiva, me encantó!
    Espero volver algún día…y seguir tus pasos ^o^
    Gracias por compartir tus vivencias!

  9. Julia: Muchas gracias a ti por passarte por aquí.

Deja un comentario

« »