irukina.com

Lost In Tokyo

15  08 2010

白川郷 La villa de Shirakawa-go

Hola a tod@s:

En pleno mes de agosto, calor, vacaciones y sol, retomo el blog pausado por mi propia escapada al Sudeste Asiático (Vietnam y Camboya) de la que no sé si hablaré en este blog por no tener relación con Japón. Y en esta entrada retomo un pequeño viaje que hice a finales de mayo a Takayama y Shirakawa. Como habría bastante de lo que hablar pues son dos lugares muy interesantes, en este post me voy a centrar en el increíble pueblo de Shirakawa-go que ya puedo decir que se ha convertido en mi lugar favorito de Japón. Es una zona absolutamente preciosa y que, con mucho merecimiento, es Patrimonio de la Humanidad.

Esta aldea es famosa por sus casas tradicionales de estilo gassho-zukuri que hace referencia a la forma inclinada de sus tejados ya que cuando nieva es la única manera de lograr que caiga y no se hunda la casa con su peso. Es un pueblo bastante pequeño que puede visitarse en unas horas pero yo recomiendo pasar una noche en una de sus casas tradicionales para disfrutar de todo su encanto y vivir la experiencia de un modo más auténtico. Además cuenta con una muy buena gastronomía.

A Shirakawa-go se puede llegar sólo en autobús tanto desde Kanazawa como desde Takayama. Podéis consultar los horarios de autobuses en esta página web.

Cuando se llega, lo primero que nos impresiona el paisaje, ya que el pueblo se encuentra en un impresionante valle y está rodeado de montañas que, en la época del año en que fui yo, presentan un intenso color verde. Además del aislamiento de las montañas, el acceso principal al pueblo desde donde nos deja el autobús, está delimitado por un río, por lo que para entrar en el pueblo hay que atravesar un romántico puente colgante.

Pero antes de entrar en el pueblo, se puede visitar un parque donde están “expuestas” algunas casas más importantes a modo de museo al aire libre. Aquí podemos ver casas de este estilo pero de diferentes familias importantes así como otras construcciones de este mismo estilo. Lo bueno de visitar el museo es que explican el uso de cada casa, a quién perteneció y se pueden visitar por dentro. En estas obviamente no vive ya nadie y son similares a las que aún se conservan en el pueblo directamente pero con la diferencia de que podemos verlas completamente y entender su construcción y tradiciones.

En este museo al aire libre podemos encontrar además un pequeño templo sintoísta que sigue el mismo estilo gassho-zukuri. Este templito llamado Hatotani Hachiman fue trasladado desde su ubicación original a poco más de kilómetro y medio.

También han colocado en exposición una campana de avisos que se tocaba en caso de incendios lo que era relativamente habitual.

Muchas de estas casas contaban con molinos de agua y algunos de ellos se han conservado. En este parque podemos ver su funcionamiento.

Después de visitar esta zona entré en el pueblo porpiamente dicho y gracias al mapa que se obtiene en la oficina de turismo, localicé mi hotel que, como os decía más arriba, tiene el estilo de estas casas. Podéis leer la referencia completa del hotel (minshuku o pensión en realidad) que hice en minube. Me alojé en el Nodaniya, un lugar absolutamente maravilloso con vistas a los campos de arroz y con desayuno y cena tradicionales incluido. (Y con un molino en la entrada):

Y las impresionantes vistas desde la habitación:

El día siguiente, después de pasar una noche en este minshuku y con paseo nocturno incluido (sin apenas luz pues no había luna) por el puente levadizo, visité la aldea de Shirakawa-go con calma, viendo todas sus casa, disfrutando de sus paisajes y recreándome en su ambiente. Y en primer lugar me acerqué a un templo shinto muy cerca de mi alojamiento, que conjuga la arquitectura con la naturaleza pues está ya casi inmerso en el bosque.

Y desde aquí lo mejor es pasear y perderse por las calles de Shirakawa donde cada rincón es un lugar único, un regalo para el objetivo de la cámara (o para el ojo, simplemente).

Pude hacer algunas fotos aprovechando la floración de las glicinas (primera foto) así como otra flor que puede que sean iris pero no estoy del todo segura así que no arriesgaré con el nombre.

Algunas de estas casas se pueden visitar y ver su interior, incluida la azotea donde se puede observar la construcción por dentro de este tipo de tejados. Asimismo en muchas todavía se usan las chimeneas tradicionales (en el centro de la habitación y no en una pared como en Europa) y en otras están expuestas diferentes aperos de labranza tradicionales o instrumentos típicos.

Como es un pueblo de verdad y no un museo la gente vive y trabaja allí y no sólo del turismo (aunque bien es verdad que la mayoría de las casas son hoteles, restaurantes o tiendas de recuerdos) es fácil ver personas laborando en los campos de arroz.

Al ser Patrimonio de la Humanidad es muy importante la conservación de las casas. Por eso, a menudo se realizan tareas de restauración y es muy interesante observar, por ejemplo, la reparación de los tejados utilizando técnicas que mezclan lo tradicional con cierta tecnología. Podéis ver unas fotos así como un pequeño vídeo que recoge el sistema que utilizan para llevar materiales hasta el tejado donde están los obreros trabajando.

Lo que más me gustó de Shirakawa fue la vista general de todo el pueblo que parece sacado de otra época. Se pueden observar panorámicas tanto desde alguna de las casas como (mucho mejor esta, claro) desde una montaña en la que hay un mirador destinado a tal efecto:

Uno de los atractivos de la zona es la gastronomía y en especial la ternera de Hida (tan apreciada como la famosa de Kobe en Europa) y el miso. Por ello, fui a un restuarnnte llamado Irori y probé esta carne hecha a la brasa con salsa de miso. También podéis leer más información mía obre este restaurante (precios, características), aquí.

En Shirakawa también hay un onsen y no pude menos que pasarme a disfrutar de sus aguas, además si uno se aloja en un minshuku, se puede obtener un cupón de descuento para dicho onsen. Tuve la suerte de que no había nadie cuando fui por lo que pude hacer fotos del interior (muy raro en los onsen) y de as increíbles vistas que hay mientras uno se baña allí. Una delicia.

Tiene una parte interior con amplios ventanales. La parte de la “piscina” está decorada en la zona de donde fluye el agua con una reproducción de una de estas casas típicas.

Y hay una parte exterior más pequeña pero con vistas al río del que os hablaba al principio del post.

Y esto es todo el relato de dos días y una noche en la villa de Shirakawa, un lugar que debéis incluir sí o sí en vuestro itinerario a Japón. Merece realmente la pena.

Muchas gracias por vuestras lecturas y espero comentarios.


17 Responses to “白川郷 La villa de Shirakawa-go”

  1. Pues lo que se dice comentar,… mas bien poco, me he quedado sin palabras….

    Lo intentare encajar para mi proximo viaje, aunque no se si podre hacer noche!!!

    Adios

  2. Te encontraste con muchos extranjeros?
    Has comentado que la mayoria de las casas estan ya destinadas con fines turisticos. Es una pena, me encantaria ver un pueblo asi pero 100% habitado por aldeanos.

  3. Yo tampoco tengo palabras. Por supuesto que lo apunto en la lista, junto con Takayama (si no me equivoco de nombre).
    Es una maravilla y has conseguido unas fotos espectaculares.
    Y encima el onsen para tí sola…

    Uf, me estoy poniendo verde de envidia (ésto no puede ser sano)….

  4. Buen articulo, estaria bien ver a los aldean hacer una vida cotidiana de esa epoca :P

    PD: Como el propio nombre del blog indica, Irukina, es un blog sobre ti y las cosas que vees y disfrutas, estaria bien que postearas tambien tus otros viajes fuera de japon.

  5. Que lindos lugares ! Me encantaron todas las fotos
    que has colgado. Y me alegro mucho de que lo hayas
    pasado genial.
    Espero visitar algun dia. En ese entonces, te pedire
    tus consejos.

  6. Ya se te extrañaba!!!

    Que lindo el pueblo, en otoño debe ser hermoso,no?

    Como siempre la explicación e imagenenes nos transportan a ese lugar, gracias por el paseo!!

    Saludos

  7. Wooo es genial ese pueblo, en un anime muy bueno transcurre toda la historia allí solo que le llaman Hinamizawa (¿temas legales? :| )
    Este evrano volveré a tierras tokyotas así que posiblemente incluiré este lugar en el viaje :D

    Merci!!!! ^^

  8. Excelete blog, Amaya!Hace tiempo que no entraba…

    Saludos

  9. Increible, Battosai, esto hay que mirar como encajarlo.

  10. Fue para mí una enorme suerte poder visitar este pueblo el pasado mes de Octubre, durante mi viaje a Japón. Es una maravilla, parece extradio de un cuento. Recuerdo que las casas mantenían un segundo piso donde debido al rigor del clima de la región en invierno, los aldeanos al no poder dedicarse a las laborel agricolas se dedicaban a la cría de gusanos de seda y a la elaboración de dicho tejido. Me encantó, aunque cuando lo visité encontré bastantes turistas.

  11. Estuve en 2007 y es una pasada, es precioso. He visto fotos del pueblo totalmente nevado y es más bonito aún.

    Un saludo

  12. Realmente parece un sitio muy bonito como lo reflejan tus estupendas fotos. Pero es verdad que hoy en día ya no quedan sitios completamente auténticos y sin contaminar por la industria turística. Pero, claro, no podemos pretender que la gente siga viviendo como hace cincuenta años.

  13. Battosai: Pues tienes que intentarlo porque merece la pena de verdad.

    SaveErnesto: Había bastantes extranjeros pero no era todo todo para turistas. De hecho por la noche no se ven extranjeros porque mucha gente no pasa noche. Y cuando paseas por el pueblo ves gente trabajando y tal. Es bastante auténtico aunque sea turístico.

    anele: Merece más la pena que Takaya. Es muy bonito.

    Tipo: Gracias por la opinión, tal vez entonces cuente algo del viaje a Vietnam y Camboya. // Sí vi gente haciendo vida tradicional, un campesino de arroz.

    Delfin: ¡Tienes que ir!

    Coca: Seguro que es muy bonito en otoño pero cuando dicen que está más bonito es en invierno con la nieve.

    Berion: Seguramente no, ¡debes incluirlo!

    Manu (Madrid): Muchas gracias, espero que te puedas pasar a menudo.

    aitorpc: ¡Tenéis que incluirlo!

    Tomás: No sabía lo de los gusanos de seda ¡qué interesante! Y es normal que te gustara porque es de las cosas más bonitas de Japón.

    Jac: Ya, la verdad es que con nieve también me gustaría verlo. Debe de ser precioso.

    mancor: Pero es bastante auténtico y mi paseo nocturno fue desde luego muy tranquilo y sólo me crucé con lugareños.

  14. Hola.

    Entro a este blog desde el foro los viajeros, así que es primer comentario.

    Buenas fotos y buen relato. Yo estuve allí en septiembre de 2008 y me encantó ese pueblo. En una de las casas del museo tenían lo de los gusanos de seda. Mi único pero es que no hice noche. Quizá la próxima vez, porque estoy seguro de que a Japón voy a volver.

    J

  15. Jason: Muchas gracias y bienvenido. Espero que te pases por aquí a menudo.

  16. que preciosidad de aldea,lo incluyo sin dudarlo para vistarlo la proxima vez que vaya,Gracias por las fotos y el relato,GRACIAS.

    Por cierto ,lamentablemente hoy están en alerta por terremotos y tsunami en Japón,y parece que ha habido grandes daños en la costa oriental,espero estés bien y que los daños sean los menos posibles,un saludo

  17. Antonio: Tienes que ir sin duda, es uno de los lugares más bonitos de Japón que ahora, más que nunca, necesita de nuestro apoyo

Deja un comentario

« »