irukina.com

Lost In Tokyo

24  10 2010

馬籠 Magome y 妻籠 Tsumago. Primera parte

Hola a tod@s:

Hace un par de meses (a finales de agosto) hice una escapada de dos días y una noche a dos pueblos tradicionales japoneses que conservan todo el encanto de las villas antiguas niponas. Se trata de Magome y Tsumago. La forma más fácil de acceder a ellas es en autobús pues sólo en Tsumago hay estación y además algo alejada (conectada por un servicio de autobuses). JR ofrece trayectos en bus hasta Nagoya y la parada es Chuodo-Magome, es decir junto a la autovía. Es un viaje diurno de unas 4 horas que cuesta unos 7000 yenes (aquí podéis ver el horario y precios exactos).

Nada más bajar del autobús, al dejarnos en un lado de la autovía hay que caminar unos quince minutos hasta llegar al pueblo. La ruta hacia el pueblo está indicada aunque, en algunas ocasiones, sólo en japonés. Pasada la autopista y unas calles, para llegar a la villa de Magome hay que cruzar un pequeño valle donde encontramos los primeros paisajes que impresionan por sus verdes en contraste con el azul del cielo.

La entrada al pueblo está indicada con esta torre de vigilancia que ya pone de manifiesto el carácter samurai de estas villas. Porque precisamente el encanto de estas dos aldeas radica en que conservan sus casas de samuráis y algunos de los caminos empedrados antiguos que comunicaban diferentes puntos de Japón.

Caminando un poco más llegamos al pueblo propiamente dicho que, básicamente, consiste en una empinada calle empedrada a cuyos flancos encontramos casas de madera de la época Edo.

Una de las casas tenía un molino de agua delante cuyo funcionamiento se podía ver ya que estaba permitida la entrada al interior de este edificio:

Muchas de las casas de este pueblo son alojamientos tradiciones, tiendas de お土産 (‘omiyage’, recuerdos o souvenirs) o restaurantes de comida local. Os pongo algunas fotos de las que me llamaron la atención ya sea por lo que había en la puerta (por ejemplo, un improvisado puesto de verduras) o por lo que vendían (como una tienda de dulces japoneses en cuyos escaparates exhibían en visuales botes muchos de sus productos). O incluso un “bar” con impresionantes vistas del valle.

A un lado de esta calle principal se encuentra una pequeña subida a un monte con un templito que ofrece espectaculares vistas del lugar:

A lo largo de todos estos caminos y también junto a las casas de la calle principal destaca el colorido de numerosas flores que adornan la villa de Magome.

Pero, sin duda, lo más interesante de Magome y Tsumago son las sendas y caminos que los rodean y comunican. La más importante de ellas es la de Nakasendo de la que, ese primer día, hice una parte. Este camino era la ruta original que utilizaban samuráis y mercaderes para trasladarse de ciudad a ciudad e incluso aún, para mantener el encanto, unos carteles nos indican el rumbo hasta Kioto (a bastantes cientos de kilómetros):

La parte inicial del camino desde Magome es absolutamente impresionante lleno de montañas y campos de arroz que en esa época estaban crecidos y completamente en verde

Una parte del camino está restaurado y conserva el pavimento original de la época Edo por lo que parece, al caminar por él, que nos trasladamos por unos instantes al tiempo de los samuráis y casi parece que a la vuelta de una esquina nos vamos a topar con uno.

A la vuelta me fui ya directa al minshuku (pensión japonesa) que era una de las casas principales del camino. El minshuku se llama Tajimaya (pinchando aquí tenéis el resumen y datos completos que escribí de este alojamiento) y además de ser muy bonito por fuera tenía unas estupendas vistas del pueblo y el valle.

El alojamiento en el minshuku incluye (como es habitual en este tipo de lugares) la cena y el desayuno. Así que después de un merecido ofuro (pues me di una buena caminata) bajé al comedor donde me sirvieron una cena realmente increíble:

JP

Y por la noche con un yukata y unas geta (sandalias tradicionales de madera) pero de las originales (esas don dos travesaños altos en las suelas), proporcionados por el hotel, me fui a dar un paseo por el pueblo donde estaba todo iluminado sólo por las lámparas de papel de las casas. Fue espectacular. La verdad es que ese paseo por el Japón tradicional con esa iluminación y ropa de la época me recargó completamente las pilas.

Al día siguiente haría una rita de trekking increíble hasta la villa de Tsumago pero eso será tema de otro post, así que CONTINUARÁ.

Gracias por vuestras lecturas y comentarios (ya sabéis que siempre os contesto a todos y podéis revisarlos).

—–

Y si tenéis dudas, curiosidades o inquietudes sobre Japón, siempre podéis preguntarme aquí.

Replacing Emoji...

11 Responses to “馬籠 Magome y 妻籠 Tsumago. Primera parte”

  1. La aldea es bellisima. Ese paseo entre los baldosines antiguos y viendo un paisaje tan verde, era precioso y la casa de huespedes también. 1bonita excursión. Lo peor es qué solo se pueda en autocar y tantas horas porqué tanto tiempo me marea, aparte qué són caros.

  2. Precioso todo, otra maravilla del japón rural. Así si se recargan las pilas a tope, mmmm…

    Gracias por compartir este rincón que bien seguro estarás echando ya de menos ;)

  3. Que precioso este lugar !! No he visitado todavia,
    pero me entraron muchas ganas de ir alli viendo esto.
    Me acuerdo de que repasamos todos estas fotos en casa,,
    y te echo mucho menos,,,
    Bueno, espero ver la segunda parte,o sea tu caminata.
    Segue descubriendo tu pais favorto pais, JAPON, porfa.

  4. Vaya envidia, pedazo de excursiones!!!!

  5. Muy bueno este post, un lugar realmente impresionante… dan ganas de hacer las maletas y perderse una temporada por allí. Las fotos son preciosas, me gusta cuando muestras la gastronomia y el interior de estos alojamientos. El texto con mucha información interesante y muy nostálgico … lo echas de menos, verdad?

  6. Que belleza de lugar!!! El verde es impresionante, que ganas de pasar unos días por allá!!!

    Las fotos son muy lindas.

    Saludos

  7. WOW que belleza de lugar, tan tradicional, parece un lugar de cuentos, jejeje me imagino que te abras transportado a la epoca antigua :D, me he encontrado con tu blog y me ha encantado, cuanto tiempo llevas viviendo en Japón?… bueno seguire pendiente de tus publicaciones, me encantan los blog de viajes y de lugares tan exoticos como este ^_^

  8. Esta es la clases de sitios que me gustaría conocer cuando viaje a Japón. Me ha encantado el post.

  9. Juan: Se puede ir en tren también hasta el pueblo de Magome y desde allí un autobús en 15 minutos. En autocar desde Tokio no e stan largo y es muy cómodo.

    algogoku: Mucho. :(

    Delfin: Gracias como siempre por tus preciosos comentarios.

    Battosai: Sí, je, je.

    Hatsue: Lo echo mucho de menos. Además fue la penúltima de mis escapadas. Un sitio maravilloso. Sí.

    Coca: ¡Gracias!

    Isamar: Llevaba 4 años y medio. Espero que aunque actualizo poco, sigas pasándote por aquí que tengo aún muchos lugares de los que hablar.

    Gonzalo: Si puedes, deberías escaparte.

  10. Unos paisajes preciosos, y la aldea se ve muy interesante y mantiene el ambiente edo. Y si encima le sumas el paseo con las getas debías sentirte muchos años atrás.

    Llego con retraso a este post, pero me ha encantado.

  11. Vivavar: Tarde pero seguro, je, je. Me alegro de que te haya gustado.

Deja un comentario

« »