irukina.com

Lost In Tokyo

18  06 2007

あじさい Viaje a las hortensias

El 桜 ‘sakura’ (cerezo) y el もみじ ‘momiji’ (arce rojo que adquiere este característico color en otoño) no son los únicos seres vegetales que despiertan la admiración y el entusiasmo de los japoneses. Así, en esta época (desde principios de junio) florece el あじさい (ajisai) conocido en español como hortensias. Numerosas regiones de Japón se llenan del colorido y brillo de estas flores cuyo color original es el violeta pero que ahora podemos encontrar también en rosa, blanco, diferentes tonos de azul, amarillo y combinaciones de varios de ellos.

Para celebrar este acontecimiento, la empresa Odakyu (compañía privada de trenes que llega hasta Hakone, zona desde donde se ve el Fuji) ofrecía un cupón especial para visitar Hakone y contemplar las hortensias, al tiempo que se podía disfrutar de otros extras. Por ello, mi compañera de curro (y amiga) Nerea y yo decidimos realizar esta excursión a Hakone:

En concreto, este plan constaba de:

– Paseo en un tren antiguo a cuyos lados florecen grandes matas de hortensias.

– Entrada al Parque Gora, en el que se podía elegir entre disfrutar de una pequeña ceremonia de té o elaborar un arreglo floral.

– Comida típica japonesa.

– Baño en un onsen al aire libre.

Todo resultó realmente estupendo y además tuvimos un día soleado y muy bueno.

Ahora, trataré de que viváis un poco lo que yo viví, a través de las fotos, en orden cronológico

1) El tren

– En primer lugar podéis ver la cabecera del tren y al fondo, el primer ramillete de flores:

– Paisajes a través de la ventanilla del tren. Es que Hakone es una zona de montaña y ese tren sube varios metros de altitud, por lo que los paisajes son realmente bellos:

– El tren subiendo (tomada desde la estación):

– Las hortensias más bonitas se vieron desde el tren pero resultaba imposible hacer fotos sin que éstas salieran movidas. Por ello, sólo os puede ofrecer una, de un momento que paró, pero que no es tan espectacular como las que jalonan el camino por el que circula el tren:

2) El parque Gora

– En este parque vimos las primeras hortensias de cerca pero, lástima, sólo en una jardinera (la segunda toma es un detalle de los pétalos):

– A lo largo del parque pudimos ver muchas hortensias con diferentes colores y combinaciones pero que no estaban aún completamente abiertas (todos los granitos que se ven en el centro, se convertirán en flores):

– Y algunas sí estaban más abiertas:

– En este parque hay un invernadero, en una de cuyas salas se podían observar (y comprar) cientos de hortensias de los más variados colores (y os cuelgo también detalles de algunos de los pétalos):

– En este parque hay una antigua casa japonesa que se puede visitar y donde realizamos la mini (pues apenas duraba unos minutos) ceremonia del té. Podéis observar el jardín de acceso a la casa, la sala de té, a mí (más fea no puedo salir) tomando el dulce que acompañaba al té, y el resto de habitaciones de la casa:

3) La comida y el onsen

– La comida y el baño en las aguas termales se realizan en el mismo lugar. Este recinto, estaba rodeado de montañas y mucha naturaleza como, por ejemplo, este bosquecillo de bambú:

– La sala del restaurante contaba con amplios ventanales desde los que se podía contemplar el paisaje:

– La comida constaba de tsukemono (verduras encurtidas que normalmente no me suelen gustar pero éstas estaban muy buenas), sashimi de atún y calamar (pescado crudo), tempura, carne adobada, arroz y sopa de miso. De postre (en el centro) había un tofu dulce acompañado de gelatina cuya forma y colores represntaban los colores de las hortensias:

– Después de comer disfrutamos del onsen. Éste constaba de una gran “piscina” interior con jacuzzi y de tres baños exteriores. La sensación de estarse bañando en agua caliente al aire libre mientras se disfruta de la naturaleza es realmente placentera. Por razones obvias, no pude tomar fotos del interior del onsen, sin embargo, saqué una de las fotos que tienen en el lugar del onsen (foto de foto, así que no es muy buena). Además podéis ver el mostrador donde se venden diferentes productos de cosmética y lavado, así como de la toallita que nos dieron para usar dentro de las aguas termales:

En la foto anterior, arroba podéis ver el rotenburo (onsen al aire libre) de hombres y debajo el de mujeres.

Muchas gracias a tod@s por seguir leyéndome y comentándome


Deja un comentario

« »