irukina.com

Lost In Tokyo

28  10 2007

北海道 Hokkaido segunda parte. Asahiyama y Furano

Hola a tod@s:

Este post es continuación de Hokkaido primera parte. Sapporo

Mi viaje a Hokkaido de tres días incluía una excursión organizada (en plan japo total) a un zoológico muy famoso de allí llamado Asahiyama y al pueblo Furano, cuya característica principal es el cultivo de flores de lavanda.

Antes de salir, tomé algo en el hotel puesto que tenía incluido el desayuno. Éste era tipo buffet y tenía alimentos de corte japonés pero también occidental. Y yo, en mi plato, hago una mezcla algo rara entre lo puramente nipón (arroz, por ejemplo) y lo europeo (en forma de cruasán), je, je:

El punto de encuentro era en un hotel cercano al mío. Allí, la guía, al verme (muy preocupada, claro) lo primero que me preguntó es si hablaba japonés.

Durante el recorrido en autobús, la guía no paraba de hablar. Antes de la primera parada estuvo todo el rato (una hora aproximadamente) contando cosas del viaje, del plan y demás asuntos que apenas entendía. Al cabo de esa primera hora hicimos una parada para ir al baño y practicar el deporte nacional: las compras. Como todos los autobuses eran más o menos iguales (y en esa zona pararon cientos) nos dijeron el número de matrícula y nos lo repitieron varias veces.

En esa zona de descanso, podíamos elegir entre múltiples bebidas de otras tantas máquinas:

El edificio donde estaba la cafetería y las miles de tiendas de omiyage (souvenirs) era un tanto pasteloso:

Y dentro, el fervor de las compras:

Aunque había apuntado bien el número de la matrícula, al volver al aparcamiento estaba un poco perdida y una mujer de mi grupo me vio y me indicó cuál era nuestro autobús. Para ella era fácil reconocerme (yo ni sabía que era de mi grupo): soy la única que va sola y además la única guiri. El autocar iba muy lleno pues estaban ocupadas las 40 plazas que tenía.

El paisaje de Hokkaido que veo a través de las ventanas es completamente verde. Sólo veía praderas y bosques.

Por cierto, en el autobús nos dieron una galletita.

A eso de las 12 del mediodía llegamos al zoológico y nos dejan tres horas libres allí. No deja de ser un zoo más o menos normal y, desde luego, el de Madrid no tiene nada que envidiarle. El abanico de animales era bastante amplio:

La atracción principal de este zoo eran los pingüinos, las focas y sobre todo los dos osos blancos, que son realmente increíbles (especialmente verles nadar y zambullirse en el agua)

Había un pasillo completamente de cristal donde se podía ver nadar alrededor a los pingüinos:

Y más impresionante aún era el espectáculo de los osos blancos, aunque había muchísima gente y muchísimas colas para verlos pero merecía la pena, eran realmente espectaculares:

Aquí os pongo algunos vídeos donde se ve nadar a uno de los osos, y la verdad es que es realmente impresionante. Además (sobre todo en el primero) se puede oír los gritos de admiración de los japoneses (que son tan característicos…):

Este tercer vídeo está hecho no justo delante del cristal sino en unas escaleras superiores donde se puede apreciar bien la cantidad de gente que había:

Es interesante mencionar que en todo el zoológico sólo vi a dos extranjeros. Uno casado con una japonesa y otra chica, que iba también acompañada de una nipona.

Al cabo más o menos de esas tres horas vuelvo al autobús donde nos sirven un té caliente y un caramelo:

El autobús se dirige hacia la zona de Furano. Rápidamente la guía sigue explicando diversas cosas de la zona, puesto que ya estamos en la parte de los campos. Lo primero que se ve son prados verdes pero ya sin flores pues la temporada alta ha terminado. Las extensas praderas verdes y amarillas son realmente impresionantes.

A través de las ventanillas del autobús ya se ven algunos de los famosos campos de flores a lo lejos:

Sin embargo, sólo paramos en una zona muy turística llamada “Granja Tomita” donde durante todo el año (o casi todo el año, porque en el duro invierno nevado de Hokkaido imagino que no) mantienen los campos de flores. Los más famosos son los de lavanda de los que apenas queda nada, sólo los arbustos sin flores:

Sin embargo, en el centro de la granja hay una extensión grande de flores que realmente me cautiva. Sin duda, el segundo día esta mejorando al primero. Las imágenes son realmente impresionantes y habría podido estar horas mirándolas:

Y claro también hay foto con bicho feo (por si no habías tenido bastante con los anteriores):

Toda la granja está llena de casitas encantadoras que explican aspectos del cultivo de la lavanda y sus propiedades (por ejemplo, se puede ver este laboratorio):

O son para el consumo: tiendas de dulces, omiyage, perfumes, etc.:

El estilo del lugar es bastante provenzal o rústico francés:

Había también un invernadero:

Y os muestro también un detalle de una flor de lavanda:

A partir de la lavanda se elaboran varis productos, mucho de ellos comestibles, por ejemplo helado de lavanda que, como buen aficionada a los helados, no quise dejar de probar:

Este helado, pese a lo que podáis pensar, estaba muy bueno,

Y después de la estupenda visita a Furano emprendemos la vuelta. Durante el viaje de regreso, disfruto otra vez de los verdes paisajes de la isla. Es un verde increíble casi selvático, Me quedo con ganas de ver más naturaleza pero… aún me quedaba un día en Hokkaido, un día que me llevaría hasta un volcán todavía en activo.

Así que…. CONTINUARÁ…

Muchas gracias a tod@s por leerme, seguirme y comentarme.


2 Responses to “北海道 Hokkaido segunda parte. Asahiyama y Furano”

  1. hola, helados de palta, de yogurt, lo acepto, pero helado de flores, bueno los japoneses si que son muy raros en cosas de gustos de postres, no bueno es cierto que en japon solo las mujeres comen postres y no los varones ……………………un saludo desde el Peru
    feliz año 2009….

  2. adriana: Pues yo hasta una vez (no en Japón claro) oí hablar del helado de fabada. Y el de tomate, está a la prden del día.

Deja un comentario

« »