irukina.com

Lost In Tokyo

14  10 2011

春日大社 El santuario de Kasuga (Nara)

Hola a tod@s:

Después de volver de Japón a España, pasar unos meses en Grecia, regresar de nuevo todo este verano a Japón y situarme de nuevo (temporalmente esperamos) en España, en esta entrada viajo en el tiempo un año atrás (poco antes de dejar Nipolandia), pues en octubre de 2010 estuve una vez más por Kansai visitando Ohara, Uji y Nara. De Ohara ya os hablé unos meses después de ir, y a Uji y Nara ya había ido con mis padres un par de años antes. Sin embargo, en esta ocasión, visité un templo sintoísta que la otra vez no había visto. Se trata del santuario de Kasuga, situado al suroeste del Todaiji, ya sabéis el templo más famoso de Nara con su enorme Buda gigante en el interior. Por un agradable paseo muy verde y lleno de linternas de piedra, podemos llegar al santuario en unos 15 minutos.

El santuario de Kasuga es uno de los tres más famosos de la religión (si es que se puede llamar así) sintoísta junto al de Ise (que visité en 2007) y el de Iwashimizu-Hachimangu De hecho, no lleva el título de 神社 (jinja) que es el que llevan normalmente los templos sintoístas sino el de 大社 (taisha, que sería algo así como ‘gran templo’). Está situado en una colina que lleva el mismo nombre. Las visitas en otoño son las más recomendables pues toda la pequeña loma se tiñe de rojo gracias al momiji (arce japonés).

Data del año 768 y fue mandado construir por el príncipe Shotoku, una de las figuras más importantes de la historia japonesa. Es un encantador templo de color rojo-anaranjado típico del shinto cuyo principal atractivo son las 2000 linternas de piedra (tanto dentro como alrededor del mismo) y las 1000 linternas-lámparas colgantes que lo adornan y que atraen a miles de visitantes en el festival Man-Toro que se celebra en invierno (3 y 4 de febrero) y verano (15 de agosto). Obviamente, en la fecha que fuimos no pudimos ver las luces encendidas pero el santuario sigue teniendo una belleza encantadora con esas lámparas de piedra, metal u oro (o al menos algún material dorado similar) en hileras eternas que parecen no tener fin. Además, su belleza contrasta con el rojo de las paredes del templo y el verde de todo alrededor. Conviene detenerse un poco para contemplar bien las lámparas pues tienen diferentes tipos de dibujos labrados y algunos son verdaderas filigranas.

Por cierto, sólo se pueden ver algunas de las linternas encendidas en una parte interior el templo. De hecho, una de las cosas que me sorprendió de este templo, es que, a diferencia de oros sintoístas, había pabellones que se podían visitar por dentro. En uno de ellos estaba la zona de rezo con varios objetos sagrados como un tambor y una katana (espada japonesa).

Si visitáis Nara y le dedicáis un día completo, creo que este templo merece la pena incluirse en la visita. Los otros dos imprescindibles de esta región cercana a Kioto son el Todaiji con su Buda gigante (accesible desde la estación de Nara en autobús) y Horyu-ji (a unos 12 minutos en tren desde la estación de Nara), el templo en madera más antiguo no solo de Japón sino del mundo, quizás no tan espectacular como otros más coloridos, pero toda una muestra viviente de la historia nipona.

Bueno, para que tengáis una muestra de este templo de lámparas, aquí os dejo una galería de fotos que hice del lugar. Podéis pinchar en cada una para verla en grande.

Gracias por vuestras visitas, espero vuestros comentarios y si os gusta el blog, podéis votarme en el Concurso de Bitácoras.


12 Responses to “春日大社 El santuario de Kasuga (Nara)”

  1. ¡Qué cantidad de lámparas!

  2. 行った、行った! 2009年行ったことがある!! :D

  3. Pues fíjate que en otoño nunca he estado (no sé cómo lo hago pero siempre acabo en Japón en las estaciones peores, verano e invierno :D).

    Pero eso sí, en veranito tienes el Mantoro, durante dos días, así que también es un buen momento para verlo :D

  4. Es una preciosidad de lugar, lástima que lo visitáramos con tanta prisa cuando estuvimos por allí.

  5. Ooohhh, lo recuerdo. Qué bonito. Me imaginaba cómo sería con las linternas encendidas y debe de ser espectacular.

    No sabía que te hubieras trasladado a Espáña, aunqeu por lo que leo, no será definitivo.

  6. ¡¡cuantísimas lámparas!!! Y algunas son realmente preciosas

  7. A mí me gustó mucho todo ese paseo por Nara en general, pero como dicen alguien ahí, me encantaría visitarlo durante el Mantōrō o festival de los faroles. Tiene que ser mágico.
    Otro que me gustó mucho es el Nigatsu-dō. Tiene una estampa realmente preciosa, con esa escalinata, y la vista desde arriba es bellísima.

  8. Mola mucho!!! Oye, ¿para que eran las espadas?

  9. QUE MARAVILLA!
    es precioso!
    ojalá pueda ir a Japón algún día y conocer estos lugares tan fantasticos! de momento me lo apunto!
    UN BESOOO!

  10. Siempre nos sorprendes con algún post de lo más interesante. ¡Fantásticas las fotos y por supuesto, como siempre, también el texto! Espero que te vaya bien tu estancia por España y tengas suerte con tus proyectos Nipolandios.

  11. Marco Pozo: Sí, muchas.

    michael_landrup: どうだった?

    @Luisete: En otoño tiene que estar precioso pero en verano, con el Mantoro como tú dices, también.

    Pau: Eso pasa muy a menudo en los viajes.

    anele: Sí dejé Japón en octubre del año pasado. Estuve 5 meses en Grecia. Después pasé el verano (dos meses y medio) en Japón y ahora estoy en España otra vez pero sí, intentando volver.

    mancor: La verdad es que sí.

    Elphaba: Sí, a mí también me gustaría visitarlo en esa época Es que, en general los festivales en Japón son increíbles.

    Battosai: La espada es uno de los 3 símbolos sagrados del sintoísmo.

    Juliet: Seguro que tu sueño se cumple pronto.

    Hatsue: Muchas gracias. :)

Deja un comentario

« »