irukina.com

Lost In Tokyo

09 2006

Espectacular, emocionante, increíble

¡ESPAÑA CAMPEONA DEL MUNDO DE BALONCESTO! y en Japón y, además, yo estaba allí. Ha sido un día increíble. Un compañero de la academia, su novia, un amigo de este compañero que estaba aquí de turismo y yo, nos hemos acercado a Saitama para ver si podíamos conseguir algunas entradas o, al menos, vivir el ambiente. Nada más llegar ya había por los alrededores una gran cantidad de españoles y nos han contado que era fácil conseguir entradas y a un precio razonable. Nos hemos colocado por allí y se nos ha acercado un francés que tenía dos entradas pero, al decirle que éramos cuatro, nos ha explicado que podía darnos más. Primero nos ha vendido 2 por 10.000 yenes cada una en la zona del gallinero. Y, después, nos ha vendido otras dos por 35.000 en total, porque eran en tribuna especial. Lo que hemos hecho ha sido pagar todo a medias. Alfonso (mi compañero) y su novia han ido hacia la zona del gallinero y se supone que nos íbamos a encontrar dentro. Y el otro chico (que se llama Dani, ya veis) y yo hemos entrado en esa zona preferente pero eran puertas distintitas y nos hemos separado. Yo no podía contactar con ellos porque aún no tengo móvil japonés. He buscado mi sitio pero al llegar resulta que era una butaca situada en medio de una fila llena de aficionados griegos, que al verme llegar con mis guirnaldas amarillas y rojas y mi cara pintada con las banderitas, me han dirigido algunas miradas de tono poco amistoso. He decidido moverme y he visto, por ahí cerca, a un grupo de españoles que estaban animando y además, había varios sitios libres a su lado. Me he colocado allí y la vista era realmente privilegiada, pues era justo encima de todos los puestos de radio, prensa y televisión. Muchos de estos españoles tenían colgados al cuello pases especiales con los que podían acceder a la zona de prensa. Antes de empezar el partido, ya he hecho algunas fotos de los jugadores mientras calentaban:

Y ha empezado el partido. Todo vibrante, los españoles gritando y el partido increíble. Vaya juego de España y vaya defensa:

En algunos de los descansos he podido tomar algunas fotos de los jugadores mientras hablaban con Pepu o entre ellos. Y tengo también al gran Pau:

Algunas imágenes de aficionados. La primera es de esas personas que tenían pases y demás y de las que he averiguado luego, que se trataba de familiares de jugadores, de periodistas o amigos de organizadores. La segunda foto es de un español afincado en Japón con su hija vestida de flamenca. La tercera de un tipo de público muy pintoresco, je, je. Y la última, una toma general de las gradas que estaban enfrente de mí

Y una foto mía, para que veáis mis pintas, llena de guirnaldas y con la cara pintada:

Durante el partido, como había perdido a mis compañeros, me he puesto a hablar con otros españoles y, especialmente, con una mujer muy simpática que me contaba que ella estaba aquí porque su marido era periodista. Le he preguntado entonces que de qué medio y me ha dicho que de La Sexta pero sin especificar más. Y, cuando ha sido el descanso, su marido se ha acercado a saludarla y resulta que era ¡Juanma Iturriaga!, había estado hablando todo el tiempo con su mujer. No he querido desaprovechar la oportunidad y le he pedido a ella que me sacara una foto con él y ¡aquí la tenéis! Como os decía: una tarde-noche memorable:

Además le he pedido a Juanma que si podía, por favor, le diera un mensaje por televisión a Dani de mi parte. No sabía si lo haría o no, pero al cabo de un buen rato de haber acabado este vibrante encuentro, mi Danitxu me ha llamado para darme las gracias por ese mensajillo. Es decir, ¡lo ha hecho! Lo que yo le envíaba lo podéis haber oído en La Sexta y si no, que él mismo os lo cuente si así lo desea; en caso contrario, queda para nuestra intimidad.

Y el partido ha concluido. Ha sido sencillamente espectacular. Qué gran juego y qué ambiente. Los españoles no parábamos de gritar y el estadio retumbaba con nuestros cánticos y saltos. El problema era que mi cámara de fotos estaba a punto de morir y, justo antes, sólo he podido hacer un par de vídeos con el sonido del himno y la fila de jugadores:

Y había muchas más fotos que hacer y han tenido que ser con el móvil pero su calidad deja mucho que desear. Poquito después de la entrega de trofeos, ha subido justo a mi grada Navarro porque su novia estaba muy cerca de allí. No ha podido darme un autógrafo (no tenía tiempo) y apenas le he podido sacar una foto más que de su espalda pero… es lo que hay (y ya es mucho, je, je):

Poco después han aparecido Alfonso, su novia y Dani y hemos estado saltando, coreando y cantando. Todos los japoneses querían hacerse fotos con los españoles y su amabilidad era extrema. Hemos salido y en la puerta del estadio hemos estado coreando más cánticos y bailando Paquito el Chocolatero. En esta situación se me ha despertado un espíritu nacionalista que ignoraba que tuviera. Hemos hecho muchísimas fotos con japoneses, con españoles disfrazados, con banderas, pero yo aún no las tengo. Prometo hacer un segundo post en el que incluiré algunas de ellas.

Nos hemos quedado un rato más para intentar ver salir a los jugadores, pero cada vez estaba todo más vacío pues los familiares de jugadores y periodistas se habían marchado en autocares y ellos constituían el grueso de la afición española en Saitama. Al cabo de un rato, hemos vuelto a entrar en el estadio y hemos llegado de nuevo hasta las gradas, donde aún estaban algunos periodistas y un par de jugadores, entre ellos Carbajosa de quien he conseguido un autógrafo para mi Danitxu y una foto un poco lejana:

Y otra del Pepu, el entrenador de la selección española:

Corear, gritar y bailar a pleno pulmón a miles de kilómetros de tu casa, sintiéndote un poco más campeón ha sido un verdadero sueño. Y para los japoneses éramos como un souvenir pues no paraban de hacernos fotografías. En definitiva: GENIAL

Ha sido un día increíble y apasionante pero en el que me he acordado más que nunca de mi Danitxu porque sé lo que hubiera significado para él haber estado hoy en Saitama. Así que, quiero dedicarle cada una de mis sonrisas en este partido y cada uno de mis aplausos (TQD).


Deja un comentario

« »