irukina.com

Lost In Tokyo

09 2007

Insectos, un tifón y algo personal

Japón es un país extremadamente húmedo y por ello es muy rico en todo tipo de insectos. Yo, sinceramente, no soy muy amante de estos animalillos por no decir que me dan bastante repelús. Sin embargo, creo que hay algunos como mariposas y libélulas (aunque, incluso éstos, prefiero que no me toquen) que son realmente bellos: Algunos otros no me parecen tan agradables pero su forma, tamaño y color tal vez os resulten curiosos o interesantes: Y uno de los más curiosos que me encontré fue en una isla cerca de Toba (hablaré de ella en un próximo post) que era realmente repugnante pero, al tiempo, tenía algo que llamaba la atención. Tuve que atravesar un puente lleno (a lo Indiana Jones, je, je) de estos bichillos: ——————– También quería compartir con vosotros mi experiencia con el fuerte tifón que azotó ayer Tokyo (donde trabajo) y Kanagawa (la zona donde vivo). La entrada del tifón se esperaba a partir de la noche y yo salía de trabajar a las 20:30 y tenía que volver a casa. Era un tifón considerado fuerte y, de hecho, mi jefa nos dijo que tuviéramos cuidado lo que me asustó un poco. Finalmente, salía de trabajar casi a las 20:50 y el primer susto me lo llevé en el mismo portal del edificio de la academia donde trabajo. En principio, es un portal normal con puertas de abrir y cerrar de cristal pero resulta que habían bajado por delante un cierre metálico como los que tienen las tiendas. Yo ni siquiera sabía que el edificio contaba con este tipo de puerta y, en un principio, pensé que estaba encerrada y no podría salir. Menos mal que fue una falsa alarma y se podía subir el cierre y volver a dejarlo bajado. Lo habían puesto así para evitar la virulencia del viento. Al poco de salir del portal, me pilló una fuerte ráfaga de viento que en menos de un segundo rompió completamente mi paraguas por varias partes y, a punto estuvo de llevarme volando (y de hecho, yo me noté algo arrastrada hacia la dirección del paraguas cuando aún estaba abierto). Afortunadamente no estaba interrumpida la línea de trenes, que era algo que me preocupaba ya que los trenes que yo empleo se dirigen hacia una zona de montañas y cuando se producen estas condiciones meteorológicas adversas, a veces, lo cortan. Sin embargo, si ocurrió que en el anden, y a pesar de estar cubierto, la lluvia caía en un grado de inclinación tal que nos mojaba a todos los que allí esperábamos la llegada del tren. Bueno, al final no fue para tanto, pero la fuerza del viento y los avisos ciertamente me inquietaron algo. Además, durante la noche, el aire golpeaba con intensidad las ventanas de la puerta de mi terraza produciéndome algún que otro sobresalto.
———————-
En este blog no hablo de cuestiones excesivamente personales, pero hoy quiero pedir un poco de ánimo pues no me encuentro en el mejor momento de mi vida. Estoy pasando por un episodio bastante oscuro y necesito algo de apoyo, pues realmente, a veces, me veo incapaz de seguir sonriendo. Además, ayer me quité algo que siempre llevo puesto y, un gesto tan aparentemente insignificante como éste, me supuso un gran esfuerzo y fue muy muy duro. Sé que aquí se hablan de otros temas, pero tal vez unas palabras de ánimo me ayudarían un poquillo Muchas muchas gracias Saludos a tod@s

Deja un comentario

« »