irukina.com

Lost In Tokyo

31  08 2006

Mi primer terremoto

Pues sí, algún día tenía que llegar y ese día ha sido hoy. Aún me dura el susto en el cuerpo y eso que han pasado casi cuatro horas. Los que me leéis desde los primeros posts, tal vez recordéis en uno de los primeros cómo manifestaba mi miedo a este fenómeno de la naturaleza, los que no, podéis leerlo ahora.

Todo ha sucedido en torno a las 17:30 de la tarde. Yo me encontraba sentada en la sala de profesores cuando he empezado a notar un temblor bajo mis pies. Al principio, no he reaccionado mucho porque en mi edificio sed suelen notar ligeros temblores cada vez que pasa un tren puesto que estamos muy cerca. Sin embargo, este vaivén era algo más fuerte y., además en ese momento, no pasaba ningún tren. Entonces he preguntado a uno de mis compañeros que se encontraba sentado delante del ordenador que qué era eso. Él me ha respondido algo así como “qué va a ser” como queriendo indicar que era algo obvio, es decir, estamos en Japón, se mueve el suelo: dos y dos son cuatro ¿no? Pero no ha terminado de responder cuando de pronto, todo ha dado una enorme sacudida, como un vaivén hacia la derecha y la izquierda que nos ha agitado con fuerza. En ese, momento, mi corazón ha comenzado a palpitar con fuerza y mi cuerpo a temblar. Además, las secretarias de la academia han empezado a correr y también algún otro compañero, supongo que para buscar un lugar seguro. Enseguida ha parado, pero ver corriendo a los propios japoneses no era nada tranquilizador. Me han reconocido mis compañeros que ha sido algo más fuerte de lo habitual pues, normalmente, sólo se nota el temblor inicial. De este tipo más fuertes sólo hay 2 ó 3 al año, o eso al menos espero.

Como se da la circunstancia de que en Japón se está celebrando el Mundial de Baloncesto, la noticia ha salido en el diario Marca y podéis leerla en el siguiente enlace

En fin, ya me he bautizado en esto de los terremotos pero espero no tener ningún susto gordo, pues, como ya os conté, aún se espera el gran terremoto de Tokyo (como el de 1923)

Saludos temblorosos


Deja un comentario

« »