irukina.com

Lost In Tokyo

26  09 2006

Monjayaki

Voy a hacer un paréntesis en el relato de Kamakura (pero prometo seguir describiendo esa excursión y mostrándoos algunas fotos) para escribir un post gastronómico de un delicioso plato que he tenido la suerte de probar hoy

Gracias a una amiga japonesa a la que he conocido a través de Internet, estoy descubriendo algunas cosas de Tokyo que, por mi misma, creo que no habría encontrado. Por ejemplo, hoy hemos quedado y me ha llevado a cenar a una zona de Tokyo llamada Tsukishima (月島 que significaría algo así como ‘Isla de la luna’), a un pequeño restaurante, o más bien tasca, cuya especialidad es el もんじゃ焼 (Monjayaki). Se trata de otro delicioso plato de la gastronomía japonesa del que no había oído hablar y que, gracias a Kayo (pues así se llama ella), he podido probar y, además, en una de las zonas de Tokyo más famosas para comer este plato.

El monjayaki es una comida compuesta por diversos ingredientes que se mezclan juntos sobre una plancha que recibe el nombre de teppan (鉄板 “てっぱん”). En cada mesa hay una de estas planchas sobre la que se realiza el plato.

Nosotras hemos pedido dos variedades. La primera llevaba gambas diminutas, calamar, una especie de fibra de pasta y algo que parecía lechuga o tal vez col. Aquí podemos ver el cuenco donde han traído todos estos ingredientes y las manos de la mujer que, amablemente, nos lo ha preparado sobre la plancha delante de nosotras:

En segundo lugar, se echan los ingredientes sobre la plancha, excepto la parte líquida (de la que hablaré después):

Más tarde, comienzan a trocearse y se saltean moviéndolos sobre la superficie caliente de la plancha:

A continuación, se hace un círculo con los ingredientes ya asados (o tostados), dejando un hueco en el centro:

Por último, en ese espacio libre se vierte el líquido que estaba en el bol y que da consistencia a la receta. Se trata de harina diluida en agua y algún tipo más de condimento como soja o similar (no lo sé exactamente). Este es el aspecto:

Entonces se revuelve todo y ¡ya está listo para comer! Este es el aspecto final, antes de servirlo en los platos:

El sabor es similar al de la paella y hay algunas similitudes. Por ejemplo, la parte más apreciada es la que queda pegada a la plancha, se supone que es la más sabrosa, igual que ocurre con el “socarrat” en la paella.

La segunda variedad que pedimos tenía también esas diminutas gambas pero además contaba con unos fideos parecidos a los de la fideuá española, por lo que el resultado era muy similar al de este plato de nuestra gastronomía. Aquí podéis verlo:

Además el lugar era muy agradable y realmente japonés y típico; de hecho creo que si no hubiera sido por Kayo yo nunca habría entrado, pues no hay modelos de la comida ni carta en inglés. Tampoco conocía esa zona, ni ese plato ni sabía que era un área famosa por esta receta. Por otra parte, el precio estaba muy bien y la señora que nos ha atendido era realmente amable.

En definitiva, ha sido una velada muy agradable.


Deja un comentario

« »