irukina.com

Lost In Tokyo

12 2007

Otoño en Tokyo

Uno de las características más importantes de la cultura japonesa es la importancia que dan al paso de las estaciones. Acontecimientos naturales como el florecimiento del cerezo , la floración de las hortensias o los lirios y el enrojecimiento de las hojas, tienen una gran importancia e influencia en la psique japonesa. Por ello, organizan excursiones para contemplar todos esos fenómenos, hay ofertas especiales, la gente lo comenta y los productos, la tele y la vida en general se tiñen de cada uno de los símbolos de la estación. Esto no es algo actual sino que se ve an la cultura japonesa desde antiguo. Así, muchos poemas clásicos utilizan los símbolos de cada estación para stiuar el contexto temporal. No les hace falta decir el nombre de la estación sino que simplemente poniendo “arce” o “cerezo” ya todos saben a qué momento del año se están refiriendo.

Aunque yo intento disfrutar de todos estos cambios, a veces me pasan un poco más desapercibidos. Sin embargo, no puedo pasar por alto el otoño de Tokyo, que se ha convertido aquí en mi estación favorita. Ahora no tengo ningun puente pero he aprovechado varias mañanas o partes de mi día libre para intentar buscar entre el caos urbano, los colores otoñales, y especialmente el rojo del momiji (Por ejemplo, en mi reciente excursión a Kamakura).

El pasado martes 27 tuve que trabajar haciendo unas entrevistas de trabajo en el Ministerio de Asuntos Exteriores (fue curioso estar por primera vez en el otro lado y ver a los candidatos tan nerviosos mientras yo pensaba “pero ¿de qué tienen nervios?, si yo no tengo ninguna autoridad”). Muy cerca del Ministerio está el edificio de la Dieta (el parlamento japonés) y desde una de las plantas donde yo estaba había una vista extraordinaria de la Dieta rodeada de los árboles otoñales en diferentes colores y gradaciones (y eso que aún no había llegado al máximo de intensidad de rojo):

Por la tarde de ese mismo día, fui a un parque que hay cerca de mi casa que tiene muchisimos árboles y también el espectáculo otoñal era increíble. Juzgad vosotros mismos:

Y lo mejor y más increíble fue que en este parque encontré dos momiji (nombre para el arce japonés pero también para el color rojo de las hojas otoñales), uno de ellos de un rojo tan intenso que parecía de ficción, parecía pintado. Primero, el que tenía un color un poco más granate:

Y el otro momiji que yo llamo “de ciencia ficción”. Podría haber estado horas contemplándolo. La verdad es que, realmente, ese rojo me cautiva (y la pena es que en la foto no se aprecia tan bien):

Un primer plano de su intensidad:

Y un contraste de este momiji con otro de un rojo algo más apagado:

Y yo debajo del momiji, con jersey color momiji, je, je:

En breve, una próxima entrega del increíble otoño tokyota.

Muchas gracias a tod@s por comentar.

Replacing Emoji...

2 Responses to “Otoño en Tokyo”

  1. Q lindas imagenesssssss!!!!!!!!!!! son geniales…que hermosassss *.*
    que buena infoooo!!!!!!
    :D
    Muchas gracias por enriquecernos en la cultura japonesa….yo algun dia voy a ir…es una promesa!!! ^^
    saludosss

  2. DANYUI: Gracias a vosotros por pasaros por aquí y comentar.

Deja un comentario

« »